SOBRE MÍ

Laplisse ha nacido de una pasión por los sombreros y un amor platónico por España.

Soy Jane Freiberger Cuban, nacida en el sur de Brasil, hija de descendientes alemanes. Hace más de 20 años que dejé mi profesión de presentadora de moda en una TV brasileña, modelo y actriz. Soy amante da la moda, comunicación y el arte, con estos tres elementos y una maleta llena de ilusiones decidí hacer un curso de 3 años de arte dramático en Madrid.

Los años pasaron pero mi amor por España nunca pudo pasar, hasta hoy todavía, no sé si ella se ha enamorado de mí o yo de ella, pero el caso es que acá estamos todavía en luna de miel.

Mi pasión y costumbre por llevar sombreros viene desde bebé.

Para protegerme del sol, mi bisabuela paterna, Frida Abreschait Cuban, me los hacía de retales de sus costuras, pero solo he descubierto esta coincidencia décadas mas tarde. ya sentada en mi atelier, cosiendo sombreros en Madrid, un día, hojeando un álbum antiguo. Ella era artesana, hacía incluso sombreros, tocados y zapatos a juego con sus vestidos. Preguntando a familiares, me contaron que todo lo hacía ella misma, incluso los sombreritos de bebé.

Fui creciendo y me parecían tan cómodos, tan hermosos… me sentía atractiva, y desde entonces he seguido usándolos. Creo que son un accesorio imprescindible y elegante, además de protegerme contra el sol, lluvia, viento o nieve.

Laplisse

El nombre «Laplisse», ha sido algo muy casual. En 2008, por la crisis, tuve que reinvertarme o hacer las maletas y volver. Entonces, en un momento de meditación, tuve la idea de hacer un curso de algo que me apasionara y no tuve dudas: sombreros. Así que me matriculé en una academia, donde cada modelo que diseñaba y producía surgía espontáneamente como algo clásico y llamaba atención de mis compañeros de aula y de la maestra.

 Me gustaba usar pliegues, algo inusual en sombreros, pero que a mí me parecían tan bonitos…¿El resultado?: cada vez que iba tomar un café mis compañeros preguntaban: «¿Dónde esta Laplisse?»,  cuando llegaba a clase, todos decían: «¡Hola, Laplisse!». Y terminó por gustarme tanto mi apodo que al final de curso me llevé mi diploma y me fui directamente a patentar el nombre que iba a ser mi marca: LAPLISSE.

© LUXURY LINGERIE 2021 | TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

Diseñada por cristinaferris

Abrir chat